¡comparte!
5/4/12

¡Un afeitado del Kinze!


Paseando por Madrid en busca de nuevos espacios para nuestro nuevo proyecto nos topamos con la peluquería El Kinze. Sus actuales dueños (que eran a su vez antiguos empleados) conservan la fachada pintada a bandas rojas y azules, al estilo de las peluquerías de antaño, y las sillas de estilo “americano” de metal y rejilla, tan propias de los años 20 en España.

Seguro que habeis pasado miles de veces por la puerta, pero ese día en cuestión decidimos entrar y nos dimos cuenta que tras ese “inevitable toque turístico por estar donde está” y los miles de flashes que acosan la famosa silla de la puerta (es lo que tiene estar frente al Mercado de San Miguel) también sigue siendo una barbería de barrio, a la que acuden los clientes de siempre! Y no es de extrañar, porque además de que los barberos son de lo más agradable, tras el “arreglo” de barba solo nos cobraron 5 euros (y yo no estoy muy puesta en precios de barberos, pero a mi me pareció baratísimo).

Hemos investigado un poco sobre la historia de El Kuinze y es probable que los inicios de la peluquería fuesen en la Plaza Mayor, a mediados del siglo XIX, en un local encima de la papelería Zamora. Lo que sí que parece cierto es que Eladio Gurumeta realizó su inauguración en la calle Cuchilleros, 15 el día dos de Enero de 1900.

Se trabajaba con igualas por las que una familia pagaba 30 pesetas al año para que sus varones se cortaran el pelo cada quince días y también tenían derecho a un afeitado semanal…

Pasen y vean que chulada de sitio!