¡comparte!
26/4/15

Matías López: el alma del chocolate

En Real Fábrica perseguimos lo auténtico.

La vida auténtica, el ser auténtico, sentir lo auténtico… Y cómo no, los productos auténticos que forman parte de la historia de nuestra vida.

Cartel Chocolates Matías López

Este es el caso de los Chocolates Matías López. Que desaparecieron hace varias décadas, después de cinco generaciones dedicadas a mostrar su amor por el dulce. Una marca inolvidable que guarda además una historia original y única.

Y es que esta semana estamos de enhorabuena porque casi todos tenemos alma chocolatera. La marca recupera estos chocolates inolvidables. Ha decidido volver con la actividsa y para celebrarlo lanza una serie limitada y numerada.

Volver a disfrutar de este chocolate es como hallar un tesoro.  Y uno de los lugares donde descubrirlo es la tienda Real Fábrica.

Hoy quiero saborear contigo la bonita historia que hay detrás de esta delicatesen.

Y es que los chocolates Matías López son originales por sí mismos.

La historia de la marca se remonta al año 1851, cuando Matías López y López decide emprender el proyecto de Chocolates y Dulces Matías López.

De un pequeño obrador tradicional nació el sueño de crear una fábrica de chocolates a gran escala. Nuestro amigo se dibujaba así como un visionario, pues no sería hasta mucho después cuando esta práctica se generalizó.

Primero compró una fábrica de Azúcar en El Escorial de Abajo para gestar allí su sueño.

El gran proyecto empresarial se fraguó con éxito y unas décadas después, en 1891, Chocolates y Dulces Matías López ya contaba con 500 trabajadores y era una de las tres fábricas de chocolates más importantes de Europa

Matías López también destacó por sus curiosas estrategias de marketing y publicidad.
En aquel tiempo la publicidad era algo que estaba en ciernes. Matías López no contaba con redes sociales y medios masivos; pero le sobraba el ingenio.

Era frecuente que mandara a su mujer, o a sus empleados, a las tiendas de ultramarinos de Madrid preguntando por los chocolates Matías López, para así despertar la necesidad.

Chocolates Matías López

Además, su marca fue la que creó el primer cartel publicitario en España (‘Los Gordos y los Flacos’). En aquellos años, la mitad de la población era analfabeta, así que pensó que debería vender sus productos a través de dibujos.

Pero el bueno de Matías, además de un gran empresario y un maestro del marketing, rezumaba una gran conciencia social. Así, fue uno de los precursores de la Seguridad Social. En su empresa implantó la jornada de ocho horas, el sistema de pensiones…

¡Qué grande fue Matías!

Por distintos motivos, la empresa dejó de fabricar sus chocolates en 1965.

Pero desde hoy puedes volver a disfrutar de estos chocolates con alma.

No pierdas la oportunidad para volver a disfrutar de ellos.  

Chocolates Matías López se suma así a la gran familia chocolatera disponible en nuestra tienda, donde además se pueden adquirir otras exquisiteces como: los chocolates de SimónColl, las sardinas de chocolate, las hojas de chocolate, los chocolates Amatller,…

Ya solo me queda disfrutar de la tarde degustando un poco de este rico chocolate… Y por supuesto, desearos un ¡Feliz Domingo!

Y recuerda, puedes visitar nuestro Instagram, Facebook y Twitter, donde seguiremos informándote de lo que sucede en Real Fábrica