¡comparte!
23/5/17

#Burriruta: ¡En Huelva en búsqueda del cesto Birkin!

Hace un par de semanas, en nuestras rutas constantes por el país a la caza de tesoros patrios,  nos liamos la manta a la cabeza y nos fuimos de #burriruta por mi querido sur. Llevaba tiempo loca, buscando a un artesano que me pudiese hacer mis deseados cestos Birkin tal y como yo los quería y no encontraba a nadie, hasta que me hablaron de una artesana de un pueblito de Huelva que es de las pocas que sigue trabajando la caña a la antigua usanza. Buscábamos encontrar a alguien que tuviese el mimo y el tino necesarios para que pudiesen hacernos exactamente lo que queríamos, este cesto de caña tan especial continuando una tradición muy propia de esta zona desde hace ya siglos. Además, ya aprovechamos para seguir buscando nuevos productos para nuestra tienda online, que ya sabemos que os encantan nuestras novedades.

Y allí, en El Andévalo Onubense nos encontramos a nuestra artesana. Una de las pocas mujeres que continúa trabajando con estas técnicas que ya, por desgracia, se están empezando a perder. Nos explicó en su taller, lleno de herramientas y tiras de caña, todo el proceso de producción de estos cestos acompañándolo de muchas anécdotas y otras historias.


Las cañas se recogen en la zona de la cuenca del Guadiana, a las orillas del río y se dejan a secar durante quince días para que puedan trabajarse. Después de ese tiempo, se separan y se empiezan a trabajar con mucho mimo y paciencia, y también, con fuerza, ya que es un material duro y complicado, que hay que saber domar. Dedican tres días a cada cesto, para que queden perfectos, nada más y nada menos.



Además, nos explicó que la caña es un material vivo, que cambia y envejece con el paso del tiempo: se recogen verdes y, cuando empiezan a secarse, tienen un color más claro que mantienen mientras empiezan a trabajarse y secarse, pero con el paso de los años pasa a un color tostado que le da más personalidad a estos cestos.

Entre cestos y anécdotas, María nos habló del trabajo de otros artesanos de la zona, concretamente del de Manuel, experto en palma. Y siguiendo sus indicaciones nos plantamos en Villablanca para conocerle. Nos encantó el mimo que le pone a sus piezas, y lo especial de su técnica, por eso le hicimos un súper encargo de cestos que ya están disponible en la web. ¡El acabado de su trenzado es increíble!

Y ya para terminar nuestra ruta, decidimos visitar las Salinas del Odiel, ya que estamos en búsqueda de nuevas sales que meter para una nueva línea gourmet premium que queremos lanzar en Navidad ¡y no sabeis que paisajes, son impresionantes!



Por eso estamos tan contentos de haber conseguido meter en nuestra tienda el cesto Birkin, además de porque ya ha llegado al punto de icono, resulta un ejemplo perfecto de lo que buscamos aquí en Real Fábrica: seguir manteniendo las tradiciones y los productos de siempre, darles una nueva vida y que vuelvan a apreciarse como antes.

Si quieres estar al tanto de nuestras novedades, ¡nos puedes seguir en Facebook, Twitter o Instagram!