¡comparte!
21/3/18

#vivaelcuchareo Receta de las Habas de San Benito en Ezcaray

¿Qué tendrá el norte de España que nos enamora a todos? Ya sabéis que en cuanto puedo me doy un paseo por allí con el burrito para visitar a nuestros artesanos y que nos enseñen novedades y descubrir otros productos nuevos.


Como muchos sabéis, el pueblito de Ezcaray en La Rioja es uno de nuestros destinos favoritos primero por lo bonito de la zona, un valle verde lleno de bosques y ríos, segundo por lo bien que se come y tercero, porque es una zona donde el trabajo artesano sigue siendo fundamental. De hecho, Ezcaray es conocidísimo mundialmente por ser una de las industrias textiles artesanales con más solera. De ahí que me enamorase de todas sus mantas, que llevan haciéndose de la misma manera desde hace siglos. Pero hoy venimos a hablaros de otro tipo de tradiciones ya que el pueblo de Ezcaray también es conocido por una costumbre muy llamativa. En el sábado más cercano al 21 de marzo, los devotos de San Benito, normalmente miembros de la Cofradía de San Benito, reparten un plato de habas bendecidas a los vecinos del pueblo.

Esta tradición viene desde hace muchísimos siglos, de hecho, no se tiene muy claro su origen, sólo que los monjes de la ermita de Santa María de Ubaga, los monjes ofrecían como caridad en esta época un plato de habas, uno de los ingredientes más humildes de la época, a los pobres del pueblo y de las aldeas de alrededor. Hoy en día, y desde las seis de la mañana del día elegido, los cocineros empiezan con su labor a las seis de la mañana y lanzan el primer petardo de cinco que avisa a los habitantes del pueblo de que ya se empieza al cocinado. Le siguen cuatro más que van avisando del momento en el que se encuentran las habas, si han empezado a hervir, si las están asustando y cuando las bendicen. La tradición ya incluye a todo aquel que quiera pasarse con su propio recipiente por la caseta que hoy en día instala el Ayuntamiento, donde la espera se amenizan con aperitivos de chorizo escaldado.


Lo que sí se conserva intacto es la receta que comparten con el pueblo y de la que nosotros hemos hecho nuestra versión aquí, un poco a ojímetro y siguiendo las indicaciones de mi amiga Ana. La receta original sólo tiene un par de ingredientes: habas secas, guindilla, cebolla, ajo, pimentón para dar color, tocino que le da sustancia y caldo hecho a partir de hueso de jamón.


Ingredientes para cuatro raciones

- 400 gramos de habas secas (nosotros teníamos frescas a mano y las hemos aprovechado)
- Un trozo hermoso de tocino
- Una cabeza de ajos
- Una cebolla
- Guindilla seca al gusto
- Sal de Ibiza
- Pimentón La Purísima
- Hueso de jamón para el caldo

1. Ponemos las habas a remojo desde la noche anterior.
2. Se pone a hervir en una olla amplia el hueso de jamón con un poquito de aceite y con parte de la cabeza de ajos y vamos añadiendo las habas con cuidado de no romper el hervor.
3. Se hace un sofrito con el tocino cortado a trozos, la cebolla en trocitos, muy muy pequeñitos y el pimentón y se le añade a la olla.
4. Cuando empiece a hervir, se asustan con un vaso de agua fría y la tenemos entre una hora y dos horas a fuego bajo, haciendo chup chup y vigilando que no se rompan.

En este punto deberíamos tener ya un guiso contundente, similar al que homenajea a San Benito. Y como no todos podemos visitar Ezcaray este fin de semana, nosotros os animamos a intentar llevar a cabo esta receta en casa, que lo único que necesita es un poquito de paciencia y chupchup, que así es cómo quedan las cosas más ricas. Nosotros por nuestra parte, nos vamos a comer un buen plato de habas a la riojana y, en la siesta, a arropar con una buena manta de mohair de Ezcaray, que por cierto, tenemos rebajadas esta semana un 5% para que te hagas con una de estas joyitas de la artesanía española. Corre a por ellas, ¡aquí tienes mis favoritas!

regalos artesanales, manta de mohair de Ezcaray - real fábrica
No te olvides de seguirnos en Twitter, Instagram y Facebook para enterarte de las últimas novedades, yiiiha!