¡comparte!
14/12/18

Mis recomendaciones para el Barrio de las Letras

Hace unas noches hablaba con Mariam @boticariagarcia para que se viniera a conocer la tienda esta Navidad, y me pedía recomendaciones del barrio porque era un plan guay para hacerlo con su hermano que por lo visto vive fuera de España, así que aquí os dejo las recomendaciones que les paso siempre a mis amigos para pasear por el Barrio de las Letras, que es un plan muy guay ahora en estas fechas en las que pasear por Gran Vía empieza a ser un poco pesadilla, y nuestro barrio, por suerte, por ahora, es todo paz.

El Barrio de las Letras se llama así porque en ella vivieron prácticamente todos los escritores españoles de importancia y con los siglos se llenaría de imprentas y de una gran tradición editora. ¡De hecho nuestro local era antiguamente una imprenta!



Para visitar:
Casa Lope de Vega: Las visitas duran media hora y se pueden reservar en el teléfono 914 29 92 16 (a veces si hay sitio te cuelan). Además tiene un patio impresionante del que cuentan que el mismo Lope se pasaba horas cuidando los árboles y plantas. Por si no lo sabíais, en esta zona de Madrid se encontraban los huertos del Convento de San Jerónimo, de ahí el nombre de la Calle Huertas y, también lo húmedo de la zona (¡que nos lo cuenten a nosotros, que no hay manera de librarnos de las humedades en las paredes).

📷 Casa Lope de Vega


También puedes contratar un guía turístico que te cuente toda las historias que encierra este barrio. Una de las más conocidas es la Ruta del Siglo de Oro, que se centra mucho en la cantidad de escritores que vivieron en el barrio. Góngora, Quevedo, Cervantes... Todos pasaron por sus calles y muchos de sus libros se empezaron en esta zona. Hay muchos tours y en los hoteles ofrecen muchísimos, pero a mí me han recomendado este gratuito, se puede reservar un hueco desde su web.  

Probablemente una de las iglesias más conocidas de esta zona es la del Cristo de Medinacelli, ya que todos los viernes las calles de la zona se llenan de una larga cola de los fieles que quieren besarle los pies al Cristo, que siempre ha tenido fama de milagroso. La iglesia es muy sencilla, pero entre semana es muy fácil entrar y acercarse a ver la talla, una de las más conocidas de España, tanto, que incluso la Familia Real lo visita anualmente.

Además, estamos muy cerquita del Paseo del Prado, la zona de los museos. Este mes el Thyssen tiene una expo del pintor alemán expresionista Beckmann. Caixa Forum está con una exposición sobre Egipto con piezas del British Museum y también está el planazo del Botánico, que está a 10 minutos andando y es en cada época del año una visita distinta. Estos días hay en el Botánico hay una expo de Miquel Barceló con los bordados que hace su madre de sus pinturas. Está hasta el 6 de enero y vale muchísimo la pena verla.


Y si te desvías un poco del barrio, os encontraréis una exposición de la artista sevillana Pilar Albarracín que está hasta el 27 de enero en la Tabacalera. Está a unos 15 minutos caminando, pero merece la pena. Pilar es una de mis artistas favoritas, que se dedica a plasmar en sus obras su visión  sobre la sociedad española y los rasgos de su identidad andaluza.




Para picar:

Casa González: la mesa para dos que está en el escaparate es lo más. El día que encontré el local de Real Fábrica venía de tomarnos unos vinos allí, y de casualidad me topé con lo que ahora es nuestra tienda. ¡Hace ahora justo un año! Así que le tengo cariño a este sitio.

📷 Casa González
También os recomiendo que os paséis por el Mercado de Antón Martín, que es todavía de los pocos mercados auténticos que quedan, ¡con puestos de mercado, como siempre han sido los mercados! Aunque también tiene algunas tascas guays y un restaurante italiano sin pretensiones y riquísimo.

Muy cerquita de la iglesia de Medinacelli está La Dolores: un clásico del barrio. El sitio perfecto donde tomarse un vermut a la hora del aperitivo y comerse unas buenas tapas.

Ya más arriba, en la calle Echegaray se encuentra La Venancia, a mí me da muy buen rollo porque es como estar en Sevilla en alguna de las tascas antiguas. No te dejan hacer fotos porque es tan auténtico que debieron cansarse de tanta bloguera.

Restaurantes:

La Verónica: aquí vamos a hacer nosotros la cena de Navidad. ¡Se come de vicio!

Nuestros vecinos de La Entretenida, ¡puerta con puerta! Les queremos porque Ricardo nos trae pastelitos... En este sitio todo, todo está muy bueno. Cocina de mercado, las verduras tipo alcachofas las hacen de 10, y es el único sitio de Madrid donde yo, que vengo de pueblo marinero, como pescado. No es barato, pero lo bueno se paga y este restaurante es éxito asegurado.

La Huerta de Tudela: Comida navarra de calidad. No es barato, ¡pero se paga super a gusto! Es el típico sitio que te puedes llevar a tus padres y se quedan felices. Las verduras siempre son de diez.

📷Huerta de Tudela

La Ferretería: los que conocíais la ferretería antes vais a flipar, y los que no también. El local es el de la que fue la ferretería más antigua de Madrid, abierta desde hace más de siglo y medio. Si recuperan así de bien los locales con historia no te da pena que desaparezcan, han conservado los armarios y muebles originales de la ferretería.

📷 La Ferretería
Si sois de japonés, debéis visitar Kirei, en el hotel Hilton Doble Tree de la Calle San Agustín. Esto ya es en plan homenaje, pero no quería dejar de incluirlo porque de verdad que es muy, muy especial.

Tiendeteo:

Bueno, sobra decir que como estéis por el barrio y no me vengáis a ver os mato, jajaja. La tienda esta preciosa en Navidad y tenemos mil novedades, así que aquí os esperamos felices, pero también hay otros compañeros del barrio que vale muchísimo la pena visitar. No os preocupéis por el tema de Madrid Central, que si vais a aparcar en parking público podéis circular por la zona, tenéis en nuestra web todas las indicaciones de cómo llegar.




Librería Desnivel: probablemente la tienda que más me sorprendió de todas cuando la conocí. No solo por mi afición a los deportes de aire libre, ¡sino porque no te la esperas! Allí se han rodado reportajes de moda e incluso películas, porque es la librería más antigua aún activa de España (se abrió en 1898) y es la bomba.

📷 Tomás Santís
Pasaos por Walk with Me, nosotros tenemos algunos de sus mapas en la tienda, pero también venden mochilas, bolsos y carteras de piel. En AdHoc encontraréis muchas cosas bonitas: flores, bisutería, ropa.... También he pecado más de una vez en Otto, en la calle Moratín que tiene una selección estupenda de ropa y zapatos. Y cómo no, de Peseta ya os he hablado más de una vez, marca 100% española con unos estampados geniales y que tienen una de sus tiendas en plena Calle Huertas, ¡un must! Ah, no os podéis perder la nueva tienda de Andrés Gallardo (C/ Moratín 17) y Tado, en Echegaray, 31, y ¡¡Herederos de Crispin!! En Moratín 25, la mejor tienda de marcos y de cuadros de Madrid.


Merendar:

Si sois de dulce, un imprescindible es Motteau, en la calle San Pedro, 9, donde todo es muy pinterest, y además buenísimo. A la gente le encanta, siempre que llevo allí a alguien acierto de pleno (ojo que tienen sólo 3-4 mesas).

Y en cuanto al parking o cómo llegar, en nuestra web tenemos una guía fácil con recomendaciones y todas las estaciones de metro, paradas de bus y demás menesteres necesarios!

¡¡¡Disfrutad!!! Y si conocéis más sitios chulos escribidme, que esta Navidad quiero conocerlos todos!

Ah, y aquí os dejo también las recomendaciones que subí el otro día sobre El Rastro, que fue mi gran descubrimiento cuando cuando montamos la tienda.

Y si queréis inundaros de espíritu navideño pasaros por la tienda, o si estáis lejos aquí tenéis nuestra playlist de villancicos cañís ;)


Seguidnos en Instagram, Facebook y Twitter que es donde os vamos contando todas nuestras novedades.